Banco Popular mitiga su huella ambiental con cuarta jornada reforestación del año

Con la cuarta jornada de reforestación del Banco Popular, esta empresa sembró dos mil 600 árboles, sumando así 15,072 en en el 2017, con lo que la compañía contrarresta el volumen de emisiones de dióxido de carbono que la organización produce con su actividad, mitigando de esta forma el impacto de su huella ambiental.

 

Esta cantidad de plantas han sido sembradas por los empleados del Banco Popular y del resto de filiales del Grupo Popular.

 

406A1614Con estas acciones el grupo financiero le da continuidad a la iniciativa de sostenibilidad medioambiental que significa el Plan Sierra, cuyo objetivo es recuperar la cobertura forestal y mejorar la conservación de las cuencas hidrográficas, garantizando que la Sierra sea el principal pulmón verde del país y permita el desarrollo sostenible de la producción agropecuaria en esa zona.

 

El Plan Sierra ha ayudado enormemente a la recuperación y preservación de la biodiversidad, con 27 especies de árboles sembrados.

 

En esta cuarta jornada, alrededor de 200 empleados del Banco Popular sembraron más de 2,600 matas de caoba, cedro y mara, en unas 76 tareas de la comunidad de Paralimón, perteneciente a San José de las Matas, Santiago.

 

Una vez alcancen su etapa adulta, los árboles sembrados podrán capturar anualmente 0.83 toneladas de CO2, protegerán 312,000 kilogramos de suelo y tendrán la capacidad de almacenar hasta 7.8 millones de litros de agua.

 

Socios de futuro del bienestar sostenible

 

406A1347“Por más de 20 años, la gente de nuestra institución ha sido protagonista de este renacer, impulsado por el Plan Sierra. Las jornadas de siembra llevadas a cabo por los empleados del Popular han permitido la creación de más de 20 nuevos bosques en las montañas que rodean San José de las Matas”, manifestó Jorge A. Jana, vicepresidente de Área de Negocios de Zona Norte, durante sus palabras de motivación.

 

Los técnicos del Plan Sierra, se encargan de dar el adecuado seguimiento a las zonas reforestadas, hasta convertirlas en esos nuevos bosques. A la hora de sembrar, el hoyo donde se introducen las matas se cubre de un polímero que protege la humedad del terreno y garantiza un índice de supervivencia superior al 80%.

 

En adición a las siembras, la organización financiera aporta también recursos económicos cada año a este programa forestal para garantizar la capacitación de la población local sobre el uso racional de los suelos y la protección de los recursos naturales no renovables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s