CEMEX promueve ahorro recursos en 204 comunidades para mejorar viviendas a familias escasos recursos

La multinacional CEMEX promueve en República Dominicana un programa que beneficia a 204 comunidades en el que combina cultura de ahorro, fijación de precios a través de una red de ferreterías afiliadas a la empresa, permitiendo así que familias de bajos recursos puedan mejorar sus viviendas y eleven su calidad de vida.

La iniciativa se denomina Patrimonio Hoy y es un modelo que se ha replicado con éxito en México, Colombia, Costa Rica, Nicaragua y en el país, beneficiando a más de 400,000 personas.

Según una nota de prensa de la empresa, a abril del 2015 en República Dominicana participaban 1,800 familias y eran impactadas de manera indirecta unas 7,200 personas. Señala que Patrimonio Hoy ha crecido en un 60% en el último año, llegando a tener presencia en 204 comunidades.

El programa promueve la cultura de ahorro de recursos entre familias de bajos ingresos. Los beneficiados reunen el dinero para mejorar sus unidades familiares y mejoran o recostruyen sus viviendas con su trabajo y la asesoría de ingenieros especializados de la empresa. Como forma de maximizar lo ahorrado, cuentan con precios accesibles, ya que los mismos son congelados en la red de ferreterías Cosntrurama que promueve CEMEX.

Según la información de CEMEX “este programa les abre la oportunidad a las familias dominicanas de menores ingresos de acceder a un plan que les permita lograr un techo digno”. Cuentan además con una línea telefónica gratuita, 1-809-200-7598 para facilitar a los afiliados, como a los interesados, toda la información y asesoría necesaria para construir.

Ana María Martínez, asesora de Responsabilidad Social de CEMEX, resaltó el entusiasmo con el que sectores del Gran Santo Domingo han acogido este programa, que mejora la calidad de vida y abre oportunidades al desarrollo de las microempresas. “Los afiliados a Patrimonio Hoy no sólo dignifican sus hogares a través de la autoconstrucción, sino que construyen, amplían o remodelan locales en los que desarrollan actividades de comercio y otros emprendimientos microempresariales”.

El programa fue galardonado en 2013 por la Cámara Americana de Comercio (AMCHADR) con el “Reconocimiento a las Mejores Prácticas de Responsabilidad Social Empresarial”.

 

 

Phillip Morris promueve cambio en pensar, accionar y cómo comunicar la violencia de género

Le solicitamos a la empresa Phillip Morris Dominicana que nos diera más detalles de su programa pilar de Responsabilidad Social que busca promover un nuevo enfoque, un cambio en la forma de pensar, de accionar y de comunicar la violencia de género en República Dominicana.

En este #Cuéntanosloquehaces nos hablan de Jóvenes de Paz, una iniciativa que se desarrollará en su zona de influencia en Tamboril. De esta manera no sólo quieren generar ingresos en las localidades donde impactan,  “sino que además buscamos que nuestro personal se sienta identificado con nuestros valores, pero sobretodo que viva en una sociedad segura”.

ERRD: ¿Por qué Philip Morris quiere promover la paz y la educación?

PM: Philip Morris promueve a través de distintos proyectos la paz y la educación, porque es necesario dar un paso inicial desde pequeñas comunidades con la finalidad de poco a poco ir erradicando las tragedias que resultan de la violencia de género e intrafamiliar diariamente. Estas ocurren en cualquier lugar, a cualquier hora y de formas tan agresivas dentro de los hogares de la República Dominicana, que es necesario educar a nuestra sociedad en cómo manejar las dificultades y evitar  que estas traigan como consecuencia la violencia en todos sus aspectos. Por esto queremos ser actores partícipes constantes de estas acciones en beneficio de nuestra sociedad. Nuestra empresa tiene como foco principal promover el empoderamiento de la mujer dominicana, así como incentivar provectos que fomenten el emprendedurismo y oportunidad económica.

ERRD: ¿A qué se debe que busquen disminuir el comportamiento violento y promover la igualdad?

PM: Philip Morris Dominicana ha asumido este compromiso con nuestra sociedad porque entendemos que la problemática de la violencia es una que nos compete a todos. Buscar soluciones contra la violencia no es responsabilidad de un solo sector, por lo que a nosotros como empresa privada nos toca asumir un rol activo en esta lucha.  Con los proyectos que apoyamos buscamos concientizar a la sociedad sobre los distintos factores que intervienen y amenazan permanentemente la seguridad humana dentro de las familias dominicanas, desde distintas perspectivas como la cultura, las débiles políticas de protección y educación social. Nuestro objetivo no es promover la lucha, sino que queremos incluir en un cambio en el pensar, accionar y en las maneras de comunicar la violencia de género en la sociedad dominicana.

ERRD: ¿Cómo impactará este programa en las comunidades donde se desarrollará?

PM: De manera directa el proyecto “Paz y Educación” impactará unas 1,395 personas de manera directa, que será impartido en el Municipio de Tamboril a través de una Red Juvenil denominada “ Jóvenes de Paz”.

ERRD: ¿El programa se desarrollará en el área de influencia de la compañía? ¿Por qué?

PM: Si, el programa se desarrollará en la comunidad de Tamboril, lugar donde se concentra un gran número de empleados de la planta de producción de Philip Morris, porque entendemos que la educación comienza por el hogar. No solo queremos generar empleos para la subsistencia económica, sino que además buscamos que nuestro personal se sienta identificado con nuestros valores, pero sobretodo que viva en una sociedad segura.

ERRD: ¿Cómo se enmarca esta acción en su programa de Responsabilidad Social Empresarial?

PM: Es hoy en día nuestro mayor pilar dentro de nuestro programa de Responsabilidad Social Empresarial.

ERRD: ¿Cómo la paz, la no violencia y la igualdad se relacionan con los valores institucionales?

PM: Los valores que promocionamos a lo externo lo hacemos primero a lo interno de la empresa. De hecho tenemos políticas globales de diversidad aplicables para todas nuestras afiliadas en el mundo.

Sonrisas por partida doble

Hay programas que ganan por partida doble. Grupo Ramos nos comparte este video sobre su apoyo a la 10ma. Misión Médica Internacional de Operación Sonrisa. La empresa apoya económicamente la realización de operativos médicos para mejorar situaciones de paladar hendido en niños que sus familias tienen pocos recursos. Además incluye parte de su personal para ayudar. Vean los testimonios de los empleados del Equipo A, que también sonrien porque la satisfacción de ayudar es una operación que les reinventa el alma.

Colaborador Comprometido: causa social respaldada

Involucrar a los colaboradores en la causa de responsabilidad social corporativa deja resultados tangibles y medibles al modelo de gestión empresarial. 

Rosario Medina Gómez

Comunicación Estratégica y corporativa

Rosariomedinagomez@gmail.com

Twitter: @RosarioMedinaG

LinkedIn : Rosario Medina Gómez

“En mi opinión las empresas exitosas del futuro serán aquellas que decidan alinear los valores de la empresa con los valores personales de sus empleados. Los mejores talentos quieren hacer un trabajo que contribuya a la sociedad, con una empresa cuyos valores compartan, donde sus acciones cuenten y sus opiniones importen”- Jeroen van der Veer, Shell. Frases de RSE

 

Collage reforestaciónEl compromiso de una empresa frente a su entorno y contemporaneidad se expresa de múltiples maneras; una de ellas siendo primordialmente responsable con el desarrollo y bienestar de sus colaboradores o empleados, y luego con el involucramiento del entorno o comunidad donde opera. Nada de esto se da satisfactoria y exitosamente si no cuenta con empuje, la milla extra y el compromiso de los empleados.

 

Para articular un involucramiento de los colaboradores, y que esto tenga repercusión en indicadores de gestión de la responsabilidad social, debe  ocurrir como resultado de las estrategias de comunicación interna, que se encarga de involucrarlos y motivar su integración.

 

Las empresas más comprometidas, esas que inspiran a querer formar parte de su staff no son aquellas que más visibilidad y relaciones públicas les hacen a su causa social o de responsabilidad social; son las que auténticamente ponen en ejecución su nivel de compromiso, y además,  lo comunican efectivamente. Y uno de los medios más impactantes, que genera mayor reputación a la causa es el colaborador involucrado, identificado con la misma.

 

En la actualidad, por los niveles de exigencias respecto al compromiso empresarial que rigen internacionalmente y la presión que genera la competencia, aunado a la necesidad de trabajar la proyección de la imagen empresarial, no es rentable ser “claridad en la calle y oscuridad en la casa”, o sea,  orquestar y promover una causa social en la que solo participen los públicos o stakeholders externos. De  no comenzar por la casa, o sea la empresa, la acción social no ganará la total credibilidad.

 

Un grave error que cometen muchas empresas, todavía, es no involucrar en su causa social a su brazo más fuerte: los empleados. Alguien se acerca a sus colaboradores y les pregunta por las actividades que ejecutan e cualquier renglón, medio ambiente, educación etc. y muchos no saben contestar.

 

Involucrar a los empleados a través de un programa estratégico trae resultados evidentes y medibles en el relacionamiento con ese público meta; además con la acción se alinea a los ejes de comunicación interna relativos a integración, motivación y fidelización de los mismos.

    

 

Para lograrlo es importante la articulación estratégica, que ella responda a una planificación alineada a los objetivos del negocio vinculados a  motivación, capital reputacional, posicionamiento y creación de una imagen positiva.

Es imprescindible que se involucre a los empleados desde la creación de la causa, asimismo, en la elaboración de políticas claras para transparentar su involucramiento y en la creación  de los procesos a través de los cuáles se llevaría a cabo el respaldo de los socios o colaboradores.

 

El impacto del involucramiento de los empleados, además  de elevarles el autoestima, desarrollar otras habilidades, competencias técnicas y de proporcionarles satisfacción y bienestar, lo que muchos expertos llaman en la postmodernidad, felicidad laboral, tiene una implicación estratégica de desarrollo económico, local y regional.IMG_2620

 

Es de tan relevante importancia, que según recoge en un reportaje de 2014 el periódico vespertino El Nacional, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD),  señala que “se hace necesario la promoción e inclusión de los sectores productivos privados de la nación en la formulación y ejecución de iniciativas de lucha contra la pobreza, por medio de la generación de incentivos a empleados que participen como voluntarios corporativos para impulsar el desarrollo estratégico y la erradicación de la pobreza”.

 

Al volver a los resultados o al retorno sobre la inversión (ROI) de involucrar a los empleados a través de la comunicación interna en la acción de responsabilidad social empresarial, se debe citar que además sirve como tangible de credibilidad para mostrar la real filosofía institucional, que ayudará de cara a una situación difícil o crisis de imagen. Cuando está involucrado, el empleado es el primero en sacar la cara por la empresa, testificando con el “boca a boca” y con la lealtad tanto en su desempeño y defensa pública, como en el respaldo a dicha empresa de parte de sus familiares y allegados.

 

A continuación, se pone a disposición varios referentes, locales y extranjeros, de programas y acciones donde se involucra a los empleados como parte de la estrategia de responsabilidad social empresarial integral:

Caja mar

Copa Airlines

AES Dominicana 

Banco Popular Dominicano

Cemex Dominicana

Voluntariado Unibe

Claro Dominicana

En la República Dominicana cada vez se ven más iniciativas en este sentido, las publicaciones en los medios de comunicación reseñando el lanzamiento de un programa o voluntariado evidencia la recurrencia empresarial en la práctica.

Sin embargo, todavía falta que se sumen más a ese compromiso que no es un gasto, ni una pérdida de tiempo. No es ser (bueno o nice) es ser socialmente responsable contando con el Compromiso de un colaborador fidelizado.

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: