Categoría: Voluntariado Corporativo

En 6 años Árbol de la Esperanza ha impactado a 2 mil 195 familias

En seis años años de existencia el Árbol de la Esperanza de Ágora Mall ha servido para que los dominicanos expresen su sentido de solidaridad. Através de este mecanismo se han apoyado a 19 fundaciones que trabajan en temas de salud, bienestar, educación y protección a niños, niñas, adolescentes y ancianos del país, impactando 2 mil 195 vidas de manera directa.

Una nota de la empresa indica que este año volverán a subir las ramas con ramilletes de flores para continuar con su labor solidaria a partir del 14 de agosto hasta el 19 de septiembre. Estará instalado en el primer nivel del centro comercial. Este año se ayudará a la fundaciones St. Jude República Dominicana, Operación Sonrisas, World Vision y Fundación La Merced.

“El Árbol de la Esperanza es una plataforma de responsabilidad social orientada a apoyar causas sociales tales como salud, bienestar, educación y protección.

A través de ella buscamos contribuir con mejorar la calidad de vida de personas con condiciones especiales mediante la ayuda de quienes nos visitan y apoyan las fundaciones que representa la causa con la cual se identifican comprando el instrumentó de donación que este año serán pequeños ramilletes de flores multicolores”, expresó Silvia Rosales administradora del centro comercial.

Los logros alcanzados por el proyecto han sido gracias a la labor voluntaria de mil 509 personas quienes aportaron 15 mil 487 horas de trabajo en las primeras 6 ediciones, así como gracias a las donaciones de cerca de 100 mil dominicanos y el respaldo de más 400 empresas.

Cirugías de corazón abierto, tratamientos contra la diabetes, cirugías ortopédicas, operaciones para corregir deformación faciales, específicamente labios y paladares hundidos, tratamientos de hidroterapia para infantes con parálisis cerebral, financiar programas de estimulación para niños y niñas con capacidades diferentes, la adquisición de recursos para promover programas especiales de educación forman parte de las acciones y proyectos que han podido realizar las fundaciones apoyadas a través de este proyecto solidario.

Otras acciones que se han materializado gracias a los aportes que realizan los visitantes, clientes e inquilinos del centro comercial, ha sido el desarrollo de proyectos para fortalecer el sistema nacional de protección a la niñez. También se lograron captar los fondos para adquirir un Respirador de Alta Frecuencia para el Hospital General Plaza de la Salud que beneficia a recién nacidos en estado crítico de salud. Además de cubrir los costos completos de niños y niñas diagnosticados con diferentes tipología de cáncer infantil.

“En la edición del Arbol de la Esperanza 2018 las donaciones de más de 80 mil dominicanos y 99 empresas nos permitieron recaudar fondos para la compra de insumos y costear gastos de la primera Unidad Móvil para Donación de Sangre del país, gestionada por la Fundación de Amigos contra el Cáncer Infantil (FACCi) quienes pudieron realizar jornadas de donación durante 5 meses. También se adquirieron los recursos para comprar dos aparatos necesarios para operar pacientes con carcinoma de glándulas salival y pudieron costear el tratamiento oncológico completo para 323 niños hospitalizados en el Robert Reid Cabral”, afirmó Rosales.

Asimismo durante el pasado año la Fundación Dr. Manuel Taveras (CEDIMAT) logró obtener los recursos para operar a 25 niños con cardiopatías complejas cuyos padres no contaban con los recursos necesarios para estas intervenciones. Mientras que la Asociación Dominicana de Síndrome de Down (ADOSID), adquirió los recursos para construir un salón multiusos para clases de danza, música y terapias para sus usuarios o niños y jóvenes con síndrome de down. Además pudo adecuar un apartamento modelo para enseñanza de vida practica e independiente para niños, niñas, adolescentes y jóvenes portadores de esta condición.

Otra de las instituciones que lograron sus objetivos fue la Fundación Solidaridad Calasancia (SOLCA) quienes pudieron mejorar la calidad educativa de los programas que imparten a 200 niños mediante el programa de apoyo escolar en zonas en riesgo social como La Puya en Santo Domingo y La Romana, a través de la adquisición de mejores materiales educativos y escolares.


EDENORTE donó útiles escolares a niños de 5 escuelas de La Vega

La Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte donó útiles escolares a 120 niños de las escuelas Guarey, Guaigüí, Guanábano, El Anón y El Faro de La Vega.

El acto de entrega fue encabezado por Julio César Correa, administrador Gerente General de EDENORTE. Los beneficiarios recibieron mochilas equipadas con cuadernos, lápiz, lapicero, sacapuntas, goma de borrar, regla y un estuche escolar.

Como cada año la empresa distribuidora de electricidad del norte auspicia este tipo de actividad, a través de su departamento de Responsabilidad Social Corporativa y el voluntariado Manos que Iluminan.

En esos centros escolares los niños hicieron presentaciones artísticas con el mensaje de ahorro de energía.

Mientras que la empresa auspició una charla sobre el ahorro de energía y prevención de accidentes eléctricos impartida por el departamento de Gestión Social, y se contó con la participación de Voltio, la mascota de EDENORTE, con la animación de los voluntarios de Manos que Iluminan.

Un elemento corporativo para brindar oportunidades a niños

Con el objetivo de brindar oportunidades a los niños y sus familias con la construcción de un Espacio para la Recreación y el Aprendizaje, la Fundación La Merced está buscando el patrocinio de empresas o instituciones para que adquieran un elemento corporativo dentro del Árbol de la Esperanza de Ágora Mall.

La entidad que basa su accionar en enfrentar el trabajo infantil participará en el tradicional Árbol de la Esperanza con el que Ágora Mall canaliza la ayuda de personas y empresas solidarias en temas de relevancia social. La versión iniciará el 14 de agosto y estará vigente hasta el 20 de septiembre.

¿Te unes a la Esperanza? Así titula la fundación su solicitud a instituciones y empresas amigas que puedan colaborar comprando el elemento corporativo con aportes de RD$ 22,000.00 o RD$ 32,000.0 pesos. “Dentro del elemento corporativo, que este año será un aro rodeado de flores azules, en el caso de nuestra fundación, contará con el logo de la institución o empresa que lo adquiera y estará colgado de una manera visible en el Árbol”, señala la solicitud de la entidad social.

De esta manera se “estará contribuyendo con la construcción de un importante Espacio para la Recreación y el Aprendizaje para la niñez y jóvenes, en la comunidad de Bienvenido (Santo Domingo Oeste). Serán 4,000 metros cuadrados destinados a brindar oportunidades a los niños y sus familias”.

La Fundación La Merced necesita además el apoyo de voluntarios que puedan ayudarles durante los 37 días que permanecerá la actividad, para la venta de las flores azules. El aporte de los voluntarios interesados sería de 10 de la mañana a 9 de la noche de lunes a domingo.

Voluntarios del Banco Popular siembran 14,000 árboles en Plan Sierra

Tras la fuerte sequía y los incendios forestales que han impactado en diferentes lugares del país, unos 400 voluntarios del Banco Popular participaron en la siembra de más de 14 mil plantas en los Montones Abajo en San José de las Matas, en una acción en coordinación con el Plan Sierra.

Se trata de la primera jornada de reforestación realizada este año por el Grupo Popular, que se produce luego del impacto de la plaga de escarabajos y los incendios forestales que en los últimos meses afectaron los bosques situados en el Plan Sierra y en la Cordillera Central.

Los voluntarios sembraron un área de 195 tareas con plantas que corresponden a las variedades de pino caribea y occidentalis, caoba criolla, cedro, roble, Juan Primero, penda, guázara y capá.

En su etapa adulta estas matas podrán capturar 4.4 toneladas de CO2 al año, retener 1.7 toneladas de suelo y almacenar más de 42 millones de litros de agua anualmente, de acuerdo a los cálculos del Plan Sierra.

Esta iniciativa impactará positivamente en el desarrollo de la cuenca río Ámina y la microcuenca del río Inoa y, en sentido general, contrarrestará las emisiones de gases de efecto invernadero derivados de la deforestación y degradación de bosques.

En sus palabras hacia los empleados, el señor José Alejandro Johnson Grullón, vicepresidente del Área de Análisis y Formalización de Créditos Personales, motivó el sentido de orgullo de los empleados del Popular, a quienes invitó a sentirse “agradecidos por ser parte de una institución que se identifica en solucionar problemas que afectan al medioambiente y a la comunidad”.

Especificó que, con estas jornadas de reforestación, la organización financiera reduce su huella de carbono, contribuyendo así a mitigar los efectos perniciosos del cambio climático.

En tanto, la presidente ejecutiva del Plan Sierra, señora Inmaculada Adames, manifestó su agradecimiento al Grupo Popular por el liderazgo que mantiene en estas iniciativas socialmente responsables, así como el apoyo permanente al Plan Sierra.

En adición a las jornadas de reforestación, realizadas desde hace más de dos décadas, el Popular aporta recursos económicos cada año al Plan Sierra para su operatividad y sostenimiento. En estas jornadas de reforestación, el personal del Grupo Popular recibe habitualmente la asistencia de voluntarios de la comunidad y de técnicos del Plan Sierra, considerado como la iniciativa de sostenibilidad medioambiental más importante del país.