Etiqueta: Huella de Carbono

Banco Popular camina hacia una empresa carbono neutral

El Banco Popular Dominicano y la Fundación Popular, su brazo social corporativo, trabajan de manera articulada para crear valor interno y externo, a través de los pilares de Responsabilidad Social Empresarial sobre los cuales operan: medioambiente, educación y salud y desarrollo.

En el ámbito de medioambiente actúan desde los principios, los lineamientos y compromisos que República Dominicana ha decidido aportar como marco país a la Conferencia de París sobre el Cambio Climático (COP21). Actualmente la institución se encuentra en la finalización de su estudio de huella de carbono, que recoge todos los elementos que constituyen las emisiones que el banco emite.

“Todo lo que son medidas de mitigación las podemos sumar, tanto lo que en temas de recuperación de capa boscosa, en proyectos como Plan Sierra o en proyectos de recuperación de todos los esquemas de gestión ambiental en Ozama Alto se van sumando a las medidas de mitigación que hace el banco y eso nos permite ir caminando hacia lo que es una empresa Carbono Neutral, que es una aspiración de muchas empresas en todo el mundo”, subrayó Elías Dinzey, gerente general de la Fundación Popular durante su intervención en el espacio radial Conexión RSE que produce y conduce el periodista Tony Arias Gil.

Elías Dinzey, Tony Arias Gil y Mariel Bera

Los proyectos de energía fotovoltaica también se enmarcan dentro de las medidas de mitigación que realiza el banco. Hoy la entidad financiera tiene 54 sucursales con paneles solares, en 21 provincias del territorio nacional, que generan energía propia para sus oficinas. La energía restante entra a modo de donación al sistema para uso público.

El proyecto de paneles solares fue reconocido por Naciones Unidas como una medida de mitigación adecuada al país.

A través de su cultura de cambio de comportamiento, promueven que el personal utilice la menor cantidad de papel posible. “Tiene un impacto al medioambiente y económico. Cuando las empresas se suman a una estrategia de sostenibilidad como la que nosotros estamos llevando en nuestra organización, pues también tiene un impacto positivo porque tú estás comprando menos papel, pagas menos energía eléctrica…además de economizarnos los desechos sólidos, donde se genera también una economía. Cuando hablamos de sostenibilidad, está muy llamada a la rentabilidad. Mientras más sostenible es una empresa, más rentable es”, enfatizó Dinzey. La empresa ha reducido un 25% el uso de papel y de plásticos.

El Grupo Popular, a través de la Fundación Popular, posee la única y primera maestría de Responsabilidad Social Empresarial y Sostenibilidad, “Alejandro E. Grullón”, que existe en el país y que se realiza en coordinación con la Pontificia Universidad Católica, Madre y Maestra (PUCMM) y en alianza con la Universidad Politécnica de Valencia, España.

Dinzey explica que a través de esta cátedra se busca formar a una gran cantidad del tejido empresarial en temas de RSE y Sostenibilidad.

“Queremos impulsar el desarrollo de la nación dominicana en temas de RSE y Sostenibilidad y un mecanismo para impulsar ese desarrollo es formando a otras empresas para que también tomen un camino orientado hacia la sostenibilidad”, resaltó Dinzey.

Pensar solamente en lo que a mí me ocupa es irresponsable

De su lado, Mariel Bera Asencio, vicepresidente de Relaciones Públicas del Banco Popular Dominicano destacó que los programas con vinculación directa al negocio son educación, emprendimiento y gestión social.

“Los jóvenes son los agentes que van a transformar lo que nosotros queremos como país. Apostar por la juventud, en la educación, se traduce en la competitividad del país… Es un tema integral. La educación es lo que va a garantizar tener personas más capacitadas y comprometidas, políticos confiables, empresarios y personas con criterios éticos y basado en valores”.

No es hacer negocio, es la forma en que tú haces negocio”, señaló Bera.

El compromiso del Banco Popular con la educación inicia en niños y niñas de seis años con el programa “Ahorrar nos hace bien”, desde donde se les fomenta la cultura del ahorro. En el caso de los jóvenes, trabajan con “Banquero Joven Popular”, que ha impactado la vida de 15 mil jóvenes, y que tiene como finalidad enseñar la administración de un banco en condiciones reales competitivas, con decisiones que estén basadas en valores éticos y morales.

Soy ecoeficiente” es un programa educativo que crea conciencia sobre eficiencia energética, ahorro de agua y manejo de residuos en jóvenes quienes se preocupan por el cuidado y conservación del medioambiente.

La educación financiera es otro eje transversal con visión de la organización debido a que forma parte de la naturaleza del negocio y es su segunda responsabilidad. “Una empresa con lo que primero debe ser responsable es con sus empleados”. Aseguró que dese el punto de vista de los empleados, éstos cuentan con programas de alto impacto.

Finanzas con Propósito es un programa amplio de educación financiera dirigido a colegios, universidades y clientes nómina. El programa de becas de mayor impacto y el más grande del sector financiero es “Excelencia Popular”, que abarca 234 jóvenes, quienes reciben formación financiera, de liderazgo, de competencias y acompañamiento psicológico que les permite orientarse respecto a qué carrera cursar.

“Pensar solamente en lo que a mí me ocupa es irresponsable. Cuando yo pienso en lo que me ocupa porque es la naturaleza de mi negocio, pero al mismo tiempo me preocupa y me ocupo por lo que está a mi entorno, entonces sí realmente estoy siendo socialmente responsable no solo conmigo sino con el país”.

Si no has visto la entrevista completa, puedes cliquear aquí

Esta nota fue publicada originalmente en Diario Hispaniola.

“Las iniciativas de protección ambiental son tan importantes como las de crecimiento comercial”

Para Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (Aerodom), las iniciativas de protección del medio ambiente son tan importantes como las iniciativas de crecimiento comercial ya que es “un socio privado del interés público” .

Partiendo de esa premisa, la compañía que maneja 5 aeropuertos internacionales y uno nacional en República Dominicana, tiene un compromiso con implementar proyectos de impacto educativo, así como gestionar su relación con el ambiente de manera responsable.

Aerodom, empresa perteneciente a VINCI Airports está reduciendo el uso de energía convencional y ha instalado fincas solares como forma de mejorar su impacto energético. Así mismo monitorea la reducción de gases de efecto invernadero, por lo que ha sido acreditada con la renovación en el nivel 1 “Mapping” del Programa de Acreditación de Huella de Carbono, Airport Carbon Accreditation (ACA), que otorga el Consejo Internacional de Aeropuertos para Latinoamérica y el Caribe (ACILAC).


Valérie Vesque-Jeancard

“Esta empresa es un socio privado del interés público. Por eso los temas del medio ambiente son muy importantes para nosotros”, Valérie Vesque-Jeancard, directora de VINCI Airports para Francia, Suecia y Caribe.

“Para nosotros las iniciativas de protección del medio ambiente son iniciativas tan importantes como las iniciativas de crecimiento comercial y tenemos que cumplir con ellas y es nuestro compromiso traer proyectos como este que tienen un impacto educativo”, Mónika Infante, directora general de Aerodom. .

Estas consideraciones de las ejecutivas de Aerodom y su casa matriz fueron expuestas en el marco de la firma del convenio de colaboración con Dominicana Limpia para la segregación y recuperación del 44% residuos sólidos recuperables en el Aeropuerto Internacional de Las Américas, José Francisco Peña Gómez. De las 360 toneladas de basura que genera la terminal al mes, se espera recuperar unas 160.

Instalarán un Centro de Recuperación de Residuos, con el acompañamiento de Dominicana Limpia, que permitirá clasificar los residuos para su reciclaje. También colocarán zafacones de segregación y se realizarán entrenamientos y campañas de concienciación para usuarios y empleados, “con el objetivo de generar un cambio de conducta en toda la comunidad aeroportuaria que permita implementar prácticas de gestión apropiadas para la debida protección al medio ambiente”.

Domingo Contreras y Valérie Vesque-Jeancard al firmar el convenio

“La actividad aeroportuaria genera un importante volumen de residuos, teniendo en cuenta que el aeropuerto tiene que gestionar los residuos generados por los casi 4 millones de pasajeros y los más de 8,000 colaboradores del aeropuerto. Nos llena de orgullo poner en marcha este importante programa, que permitirá reducir nuestra huella de carbono y aprovechar recursos que hoy terminan en vertederos”, expresó Mónika Infante, directora general de Aerodom.

De su lado el coordinador nacional de Dominicana Limpia, Domingo Contreras, expresó que “la incorporación de Aerodom al Plan Dominicana Limpia representa un logro importante y una muestra de confianza de la inversión extranjera, que asume esta iniciativa de gobierno para propiciar un cambio de cultura que permita salir del caos de la basura a la industria de los residuos, provocando así una República Dominicana limpia y sostenible, capaz de acoger los 10 millones de turistas que tenemos como meta”.